Chicas guapas

large

Por mucho que los mayores se empeñen en decirnos lo contrario, sigo creyendo que mi generación lo tiene difícil.
Está bien, vivimos en la era de Internet, de las comodidades, de las oportunidades. Pero eso no quiere decir que obtengamos felicidad absoluta de ello. De hecho, es esa inmensa cantidad de facilidades la que nos abruma.

Me explico. A día de hoy, es normal ver a una chica adolescente perfectamente maquillada y vestida. No estoy haciendo referencia a la calidad de sus cosméticos y su atuendo, sólo a su aparencia; entiendo que, en estos tiempos, no todos tienen acceso a cosas caras. No obstante, sí que se ha incrementado notablemente la oportunidad de adquirir productos de belleza por menos precio. Esto nos pone el listón muy alto, no sé si me entiendes. La competencia ha crecido, y cada vez se demanda mayor perfección.

No sé, quizás me equivoque. Quizás estoy diciendo una burrada y no estoy dándome cuenta de ello. A lo que quiero llegar es que, como joven ciudadana de este mundo, cada vez me siento más forzada a lucir perfecta. Está mal, lo sé, pero no quiero mentiros. Salgo un día loca de contenta a la calle por lo guapa que me veo, y de pronto pasa una tía de piernas kilométricas y se me pone la cara verde de la envidia.

He hecho mucho el ridículo por tratar de sentirme fantástica, poniendo mi felicidad en lo que creo que los demás piensan de mí, y juraría que no soy la única.

Afortunadamente, existe esta capacidad intermitente del ser humano para aprender de sus errores, y una se acaba dando cuenta de la verdad tras muchos porrazos de narices contra el suelo. Asearte, mimarte y ponerte guapa no es algo malo, es imprescindible, pues significa decirte a ti mismo que te quieres y te respetas. Pero que no se convierta en una obsesión ni en una forma de huir de tu verdadero yo (ya caí en el tópico, disculpas). Hay más cosas por las que puedes brillar, cosas que te hacen maravillosa. Te aseguro que cuando descubras que eres un genio de la pintura, o que tienes una voz que haría llorar de emoción a un guardia inglés, o que posees una mano de oro para la cocina, lo que sea, tu imagen no será más que un accesorio que complementa quién eres.

Si te encuentras, como se suele decir, con el feo subido, te invito a realizar un ejercicio leí en Tus zonas erróneas (soy una pesada con ese libro, lo sé) para evitar el dejarte llevar por los pensamientos autodestructivos. La tarea consiste en realizar dos listas, una con las cosas que odias de tu físico y otra con las que te gustan o no te molestan-incluye incluso los órganos internos. Luego compara los resultados. Yo lo hice en su momento por recomendación de una amiga, y me siento orgullosa de decir que me trato de una forma diferente desde entonces (con mis más y mis menos).

Por último, quería proponer un último ejercicio. Me gustaría que prestases atención a las siguientes fotografías, y pienses en lo que te parece más atractivo en cada una de estas chicas.

 

162634

 

angelina-jolie-cool-wallpaper-2-0-s-307x512

 

actress-beautiful-cute-eyes-favim-com-1470166

 

emma-watson-beauty-2-vogue-8jul14-rex_b_426x639

 

Tus rasgos indeseados estarán ahí por siempre, lamento ser yo quien te lo diga. Partiendo de ahí, ¿por qué no sacarle partido a todo lo demás y convertirlo en potenciales? Creo que las fotos anteriores demuestran que unos ojos saltones, unas cejas muy pobladas, labios más gruesos de lo normal o una frente amplia no son un impedimento para verte preciosa. Precisamente, son características que te hacen única.

Espero haberte ayudado. Este es un tema que he querido abordar desde hace mucho tiempo. Cada día, chicas de todo el mundo se destruyen a sí mismas porque no son capaces de creer que pueden ser felices aunque no tengan el cuerpo de Cara Delevigne. La belleza es importante, pero tu salud lo es aún más. Delgada no es sinónimo de guapa. No lo olvides.

 

Sara.

 

 

Anuncios

6 thoughts on “Chicas guapas

  1. Te doy la razón en casi todo. No creo que ahora las chicas nos veamos más obligadas a arreglarnos porque la gente se arregle o se maquille más, creo que eso es algo que ha sucedido siempre.
    Y tu última reflexión me ha encantado. A mí, personalmente, me acomplejaban mucho mis ojos y mi nariz. Mis ojos son un poco saltones y tengo los párpados encapuchados. Y mi nariz es un poco aguileña. Con estos rasgos me martirizaba a mí misma y pensaba que no podía verme guapa. Pero empecé a fijarme en las famosas, tanto Amanda Seyfried como Jennifer Lawrence tienen los párpados encapuchados y son preciosas, y mira María Valverde, sí, tiene una nariz diferente, pero me parece una de las mujeres más guapas de España.
    ¡Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas veces, aunque algunos post que leo en otros blogs están dirigido mayoritariamente a mujeres, también los leo jejeje. Quizá sea yo el raro de la película y me encanta ver una mujer guapa sin maquillar. A lo mejor si no existiera el maquillaje habría menos “competencia” y el listón bajaría. Como hombre que no entiende de maquillajes, me gustaría que se me perdonase la intervención en los comentarios ajajajjaa. Sed benevolentes conmigo que no soy tan viejo jajajaja. Saludos Sara y compañia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s