Mentira, de Care Santos

En mi época de lectora principiante, caía en un síndrome que me gusta llamar “chico malo misterioso”. No sé por qué, pero cada vez que leía en una sinopsis que aparecía un chaval así me lanzaba a leerlo. Quizás se debía a lo niña buena  que he sido siempre; los opuestos se atraen, dicen. Tras unos 30 libros de esos me acabé cansando. Se te terminan haciendo muy cansinos los pobres, demasiado predecibles y surrealistas. Al menos, yo no soy capaz de creerme que un chico es capaz de someterse tanto a una mujer (tampoco en el caso contrario, guardad las garras).  Además, no creo ni que sea algo agradable, con lo que nos gustan a nosotras los retos. 
Al ojear la contraportada de Mentira, me llevé la mano a la frente y pensé: «¿En serio un libro así se ha podido llevar el Premio Edebé?» Me picaba tanto la curiosidad que me dicidi a leerlo. Total, eran menos de 200 páginas.

¿Sabéis esos dichos de «No juzgues a un libro por su portada» o «El que calla otorga»? Pues eso.

Resumiendo, Mentira trata de una chica que se llama Xenia (un nombre tan común como María) que vive en Barcelona. Sus padres son como los Jade la de la película de las Bratz, súper controladores e intolerantes, por lo que Xenia se dedica en cuerpo y alma a estar a la altura de sus espectativas. Incluso se mata para sacar buenas notas y entrar en medicina, sólo porque a sus padres les encantaría tener una hija médico. El problema llega cuando entra en un foro de literatura y encuentra un comentario que ha subido un chico sobre el libro de El guardián entre el centeno:

 

 

 

 

 

“¿Pensáis que un libro puede cambiaros la vida? Yo antes habría dicho que no sin ni siquiera pensarlo. Pero este libro me ha hecho cambiar de opinión. Me lo he leído un montón de veces y cada vez me pregunto cómo se las ingenió el autor, ese Salinger, para escribir exactamente las cosas que yo a veces pienso o siento. Punto por punto, sin olvidar nada. Os prometo que da un poco de miedo. Me gustaría mucho ser amigo del autor para llamarle por teléfono e invitarle a una cerveza. Le diría: «Yo soy el nuevo Holden Caulfield. Un caso perdido, como él. Yo también estoy un poco loco a veces. También estoy convencido de que casi siempre es mejor no contarle nada a nadie, porque la gente nunca te entiende en realidad». También me gustaría hacerle algunas preguntas. Por ejemplo: «¿Ese Caulfield del libro eres tú? ¿Todo eso que cuentas ha ocurrido en realidad? Porque si ha ocurrido comprendería por qué parece tan real. Si no, la verdad es que no sé cómo lo has hecho, tío, en serio». Venga, ya termino. Este libro es una pasada, hacedme caso. Es el único consejo que pienso daros en toda mi vida”

.

Le resulta tan interesante que decide responderle. Este es el pistoletazo de salida a una serie de correspondencias entre los dos. Como es obvio, la última preocupación de Xenia en ese momento son los estudios. Ella ha encontrado a su media naranja, y es eso todo lo que importa.
Ahora imagina que estás hablando con un chaval por el móvil tan contenta y enamorada, cuando te enteras de que lleva mintiéndote desde el minuto uno. No me refiero a que tenga novia, ni a que en realidad te saque 20 años. Ponle que en realidad está interno en un centro penitenciario por asesinato. No sé qué habría hecho yo. Xenia corta rápido la conexión con él y decide volver a enfocarse en los estudios. Cuando cree que su vida ha vuelto más o menos a la realidad, el chico en cuestión vuelve a ponerse en contacto con ella, pero esta vez para dejar todas las cartas sobre la mesa y contarle su historia. Nada de mensajitos cursis.

He de reconocer que la historia de este chico me ha llegado. Si no quieres saber nada más de ella y descubrirlo por ti mismo no sigas leyendo, pero yo necesito desahogarme. No sé cómo explicarme. Lo voy a intentar, ¿has leído alguna vez el guardián entre centeno? Pues el chico desprende una angustia existencial similar. De hecho, en ocasiones su forma de expresarse, sin adornos y con desparpajo, me recordaba a él. Ambos comparten su gran afición a la lectura, también. Sí que es verdad que él  no tiene nada que ver con el carácter impulsivo de Holden, quien parece un manojo de nervios. Nuestro protagonista es más calladito y reflexivo. Si no me equivoco (y si me equivoco lo siento de veras), creo que la autora quería crear un Holden a su manera. Un Holden al que se le da demasiado bien mentir, pero que, aún así es un cacho de pan. Sé que no te casa mucho la relación asesino-bonachón, pero ya lo entenderás conforme se adelanta la historia.

Lo que más me ha gustado de este libro —porque sí, me ha gustado mucho—ha sido lo diferente que es a otras historias. No nos vende romance juvenil barato, el amor es solo un hilo conductor que nos dirige a la historia del chico. Porque eso es lo importante, conocer por qué y cómo un chico de 14 años acaba en un centro penitenciario.
Además, he apreciado que la autora te introduzca en tantos interrogantes existenciales. Yo llevaba mucho tiempo sin reflexionar sobre la bondad, la  maldad, la responsabilidad; la vida en general. No sé hasta qué punto es fiel a lo que de verdad puede ser un centro penitenciario, pero no creo que llegue a ofender a nadie.

 

 

 

 

 

“Sobretodo, esa preocupación del pobre chaval por los patos del lago de Central Park. ¿Adónde van los patos en invierno, cuando el lago se congela? Se lo pregunta una y otra vez, sufre por los pobres bichos, e intenta averiguarlo como sea, pero nadie le sabe decir. Nadie sabe dónde se meten los patos del lago en invierno, cuando las cosas se ponen chungas. No he estado nunca en Nueva York ni creo que vaya nunca, pero si pasase por Central Park en invierno también me preocuparía mucho por los patos. En algún lugar tienen que estar, ¿no crees?”

 

Es corto, entretenido y profundo. Sí que es verdad que tiene ese toque juvenil que a algunos les resulta molesto, pero merece mucho la pena. Creo que no estoy siendo nada objetiva y me hecho un poco un lío, pero ya es demasiado tarde para echarme atrás, ¿no?

Sara.

Anuncios

11 thoughts on “Mentira, de Care Santos

    1. Se titula “Mentira”, en realidad jajajjaa teniendo en cuenta que la relación de los dos protagonistas comienza con una mentira (el no cuenta que esta interno en un centro por asesinato), pues supongo que será por eso jajajaj hace mucho que leí el libro, pero espero haberte servido de ayuda

      Me gusta

  1. A mi el libro me ha encantado, creo que es mi libro favorito, me lo dieron en el instituto como libro de lectura de catalan, y no lo quise leer hasta el ultimo momento, el dia antes del examen, me lo leí, pero con ganas, la historia me agarró y no la podia soltar, y vamos, cuando hoy me he enterado de que este mes han sacado la secuela, casi lloro de la emoción, estoy deseando leerla.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s