Niña

large

¿Esperando una entrada sobre la Women’s March? Mmm… no. Estoy muy a favor de que se reivindiquen los derechos de la mujer, pero me temo que tampoco tengo una opinión muy diferente que el resto. Es otro el mensaje que quiero mandar. Está dirigido a guardias de seguridad, cajeras de los supermercados, recepcionistas de la consulta del médico… Un largo listado de individuos distintos con una característica, una horrible característica en común: todos ellos me han llamado niña.

No me importaba cuando era una pequeña de diez años con zapatillas de deporte rosas y una alta cola de caballo con un pompón. Lo entendía, ¡era una niña! ¿Cómo iba a molestarme eso? El problema viene cuando han pasado los años y la muletilla sigue ahí: Niña, no se puede comer dentro de la biblioteca; Pase a la sala de espera, señor, usted va después de esa niña. Niña. Niña. Niña. Uf. No puedo. Sí, vale, probablemente no lo dicen con mala idea. Sin embargo, suena mal. Muy mal. Lo siento, pero es algo que no va a poder cambiarse nunca.

200

Además, no pueden confundirme de esa manera. No es justo que tenga que ir yo sola al médico porque ya soy una adulta y que la señora de la recepción me trate como si tuviese once años. ¿En qué quedamos? Porque a mí me lo tienen que aclarar. No pueden liarme tanto, y menos teniendo en cuenta que tengo el Síndrome de Peter Pan crónico. No me hace mucha gracia la idea de crecer, y ser cada vez más responsable de las consecuencias de las cosas, y tener que ir yo sola a meter el dinero en el banco, y echar la matrícula de la universidad en verano, y tener que estudiar en Navidad, y hacer la compra, y volverme sola a casa cuando salgo… Madre mía, me estoy agobiando mucho, ¿verdad? Es que son demasiadas cosas, todas ellas para sentirme acorde a mi edad. Y ocurren muy rápido.

Así que, si estás leyendo esto y te das por aludido sólo te pido una cosa: no me llames niña. Porque me está costando mucho dejar de serlo.

200

Anuncios

4 thoughts on “Niña

  1. Acabas de plasmar en una entrada toda mi frustración con esa coletilla.¡Y qué molesta es y qué poco caso hace la gente cuando le dices que dejen de utilizarla! Pero ahí seguiremos, luchando por la desaparición de ese apelativo. Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s