Revolución vintage.

revolución vintage.jpg

Lo tontos que debían de haber sido los habitantes de Troya para no darse cuenta de lo del caballo. Ya sé que es una especie de delito literario hablar de manera tan vana y superficial de una de las obras más importantes de la Historia, pero tampoco creo que nadie vaya cambiar su opinión sobre la Ilíada por mi culpa. Dicho esto, ¿de verdad nadie sospechaba? Si  Trump le regala una casita en la playa a Hillary Clinton en caso de ganar ella, lo primero que pensaríamos no sería «Oh, qué generoso por su parte. ¡El amor mueve el mundo!«. Eso lo sabe cualquiera. Sigue leyendo «Revolución vintage.»

Dios mío de mi vida y de mi corazón…

Bloom decía en el primer capítulo de las Winx Club que «nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy».  El problema es cuando te llamas Sara y tu lema más utilizado es «ya mañana lo haré». Incluye a esto que en el mes de enero pasé el 70% de cada día en la biblioteca #postureoOn. De hecho, me llegó la noticia de que El rincón de la lectura me había nominado al Versatile Blogger Award mientras estudiaba. El gran esfuerzo que hice para no saltar de la alegría delante de tanto estudiante silencioso. El caso es que pensé «bueno, pues mañana con más tranquilidad hago la entrada». Pues va a ser que no, querida Sara. Unos días más tarde, Tessi Messi me volvió a nominar. Te puedes imaginar que al final, entre unas cosas y otras, ya estamos en febrero y aún no he escrito nada. Sigue leyendo «Dios mío de mi vida y de mi corazón…»