Ron 

Tranquilos, no estoy aquí para hablar de alcohol. En primer lugar, porque no me gusta, y en segundo, porque ya se encargan de eso los catorceañeros que beben Negrita a escondidas.

Quizás soy demasiado joven para hablar del amor, de lo que realmente significa estar enamorada. Por lo que he leído en las novelas que me gustan y lo que he podido experimentar alguna vez (no doy más detalles, cotillas), estar enamorado es estar poseído por un sentimiento extraño y especial. Soy consciente de que ese idílico nivel de amor es pasajero, pero existir existe. Continue reading “Ron “

Anuncios

Dios mío de mi vida y de mi corazón…

Bloom decía en el primer capítulo de las Winx Club que “nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.  El problema es cuando te llamas Sara y tu lema más utilizado es “ya mañana lo haré”. Incluye a esto que en el mes de enero pasé el 70% de cada día en la biblioteca #postureoOn. De hecho, me llegó la noticia de que El rincón de la lectura me había nominado al Versatile Blogger Award mientras estudiaba. El gran esfuerzo que hice para no saltar de la alegría delante de tanto estudiante silencioso. El caso es que pensé “bueno, pues mañana con más tranquilidad hago la entrada”. Pues va a ser que no, querida Sara. Unos días más tarde, Tessi Messi me volvió a nominar. Te puedes imaginar que al final, entre unas cosas y otras, ya estamos en febrero y aún no he escrito nada. Continue reading “Dios mío de mi vida y de mi corazón…”