Libros malvados que me hicieron llorar 

niña llora

Todos necesitamos llorar de vez en cuando.

Aunque sea sin razón. Aunque no se te haya muerto el hámster. Aunque no hayas suspendido ninguna asignatura. El cuerpo te pide desahogarte y liberar la tensión acumulada, sin más.

Por lo general, no soy muy buena en este menester; me  cuesta Dios y ayuda soltar una lágrima. Ni películas emotivas, ni cebollas. Nada de nada. Bueno, sí que hay dos cosas que pueden sacar mi lado más sensible: los libros y los talent shows. ¿Por qué? Ni idea: ¿Cuál es el sentido de la  vida? ¿Por qué los profesores de Educación Física llevan chandal si no hacen deporte en clase? Preguntas sin respuesta, por lo que se ve. Sigue leyendo «Libros malvados que me hicieron llorar «