Para Alguien.

carta

Estoy pensando en ti pero a la vez no. Es decir, tengo en mi cabeza tu imagen y te escribo pensando en ella, pero no tiene por qué corresponder con la realidad. Así que puede que seas tú el verdadero destinatario y no saberlo. Resulta curioso.

Desde pequeña he imaginado nuestra historia de amor como las de las princesas de cuento. No como las originales de los Hermanos Grimm, por supuesto. Esas ni son bonitas ni tienen sentido. Me refiero a las que tratan de un príncipe que se juega su vida para salvar a su princesa. Aunque en la mayoría de casos no la conocen personalmente; se lanzan a la aventura por alzar su honor. Tú no seas así, ¿vale? Quiero que me rescates porque quieres y porque me quieres, no porque sea tu deber. Hoy en día no se lleva mucho este estereotipo, así que el nuestro será un relato original y único. Me encanta imaginarlo así.

Tenía ganas de escribirte hoy, no sólo por lo bonito que me resulta. También porque es un día destinado a que todas las chicas de todos los lugares del mundo se permitan soñar con su propio cuento de hadas. ¿Acaso no nos lo merecemos?

Sara.

Nota para una Sara del futuro (quizás divorciada o, simplemente, recién acabada una relación): Si te sientes mal te dejo que leas esto y te rías de mí por ser tan ilusa. De verdad, sin presiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s